Como elegir la mejor almohada

En un mundo tan ajetreado y loco, como en el que vivimos hoy en día, el descanso es indispensable. La elección correcta de un tipo de almohada es muy importante para mejorar el descanso,  ya que te mantiene la cabeza alineada con la columna evitando esos molestos dolores de cuello y las tensiones en la zona dorsal de la espalda.

La verdad, es que, cuando pensamos en calidad del sueño, nos viene a la cabeza el colchón o el somier, descuidando por completo la calidad de la almohada y muchas veces vamos al Carrefour a comprar almohadas baratas.

Como escoger almohada
Es importante elegir correctamente una almohada

Te debes preguntar cuál es la mejor almohada del mundo, pero te tengo que decir que no existe una almohada ideal para todo el mundo igual, es un tema subjetivo, por ejemplo, hay gente que le gustan almohadas más blandas y hundidas, pero a otras las prefieren más firmes y altas.

Aquí te voy a dar una serie de aspectos que has de tener en cuenta a la hora de buscar la almohada ideal para ti.

Firmeza ¿almohada dura o almohada blanda?

La firmeza de la almohada es el aspecto más subjetivo de todos y por eso lo he puesto en primer lugar, por ejemplo, si te gustan más tirando a blandas, las almohadas de plumas, fibra o microfibra serán ideales para ti, pero, si por el contrario, las prefieres más altas y firmes, mejor decántate por las almohadas de viscoelástica preferiblemente de carbono o el látex.

almohada dura o blanda
La dureza de la almohada es muy subjetiva.

Relacionado también con la firmeza, es la posición en la que te gusta dormir, aunque es muy subjetivo, por ejemplo, a grandes rasgos, para dormir de lado es mejor una almohada firme, si prefieres dormir boca arriba, es mejor blanda o intermedia y si prefieres boca abajo los mejor blanda o directamente sin almohada.

Elegir relleno de la almohada

Este aspecto es fundamental para la calidad y durabilidad de la almohada. Los principales materiales con la que se fabrican las almohadas son:

  • Microfibra: Estas almohadas suelen ser las más baratas, están fabricadas con fibras de Poliéster por lo que son antiácaros, suelen ser almohadas blandas o medio-blandas y como inconveniente es que son las menos duraderas ya que pierden la firmeza con facilidad.
  • Plumas o plumón: Son las más naturales y blandas. Son transpirables, cómodas e hipoalergénicas. El único inconveniente es que no son antiácaros y necesitan ser tratadas antes.
  • Viscoelástica: Son las que se adaptan mejor a la cabeza y cuello debido al tipo de material que están fabricadas y también por su forma, por lo que suelen se adecuadas para problemas de cervicales y espalda. Además de ser antiácaros, puede añadírseles una capa de aloe vera para el cuidado de la piel y cabello. Como inconveniente es que son difíciles de lavar, no son transpirables y de precio más alto.
  • Látex: Estas almohadas se ajustan bien a la cabeza y cuello, aunque no tanto como las visco ya que tienen más firmeza. Son transpirables, cómodas y antibacterias. Como inconveniente tal vez sea su precio, aunque tampoco son las más caras.

Dependiendo de tu presupuesto y tus necesidades puedes elegir entre una almohada más económica, por ejemplo, de fibra, más hipoalergénica, como por ejemplo de látex o plumas o más ergonómica para las cervicales, por ejemplo, la de Viscolástica.

Tamaño de la almohada. ¿Cómo te gusta dormir?

Lo ideal es que el tamaño de la almohada sea aproximadamente el de los hombros o un poco mayor, entre 60 y 70 cm, y que, si duermes acompañada/o, que cada uno tenga su almohada. Las almohadas más pequeñas, como por ejemplo, de 40  o 50 cm, igual que las que venden en Ikea, no son muy aconsejables, porque si te mueves durmiendo, puede que, tu cabeza salga de la almohada pudiendo provocarte incomodidad y dolores, aunque pueden serte útiles para decorar tu cama y almohada principal con un montón de cojines, como sale en las películas.

Tamaño de almohada
Es mejor que cada uno tenga su almohada si dormimos en pareja

Por otro lado, si te gusta dormir de lado, abrazando algo, puedes comprar una almohada larga desde 105 cm hasta 150 cm, pero no para compartirla. Además, hay un gran surtido de almohadas para abrazar, desde cojines grandes con formas hasta almohadas largas con dibujos.

Y ahora ¿Cómo elijo la almohada?

Como resumen final, y para no saturarte con más información, lo mejor que puedes hacer para elegir la almohada perfecta para ti, es, dependiendo de la firmeza que te guste, el tamaño según la posición que prefieras dormir y el precio que estés dispuesto a pagar, elijas el material del relleno de la almohada y hagas una comparativa de las que más se ajusten a esas preferencias y, ¡tachannn!, habrás encontrado la respuesta a cual es la mejor almohada del mundo.

¿Has decidido que tipo de almohada comprar?, aquí tienes varias recomendadas: